15 abr. 2010

SALUD

RELÁJATE

Por: Vanessa Peñafiel


“Un merecido descanso que siempre es necesario”

Desde ansiedad, depresión, inmunodeficiencia hasta cuadros graves de taquicardia son algunos de los síntomas que presenta el tan conocido pero poco entendido estrés, éste mecanismo de defensa confundido generalmente con patología solo se exterioriza en personas con una vida muy agitada aunque en ciertas ocasiones basta con un simple apuro para activarlo si nuestro cerebro recurre demasiadas veces a él se produce una sobrecarga de tensión que desencadena en problemas de salud como los antes mencionados.


Se suele relacionar al estrés con el trabajo pero existen factores ajenos al campo laboral que actúan como desencadenantes de esta condición por ejemplo situaciones de presión social, percepción de amenazas, frustraciones o estímulos ambientales dañinos, incluso nuevos descubrimientos relacionan al estrés con la aparición de cáncer en los que lo padecen, Tian Xu responsable de la investigación, señala que este estado hace que las células envíen señales que promueven el desarrollo tumoral.

Para combatir el estrés es recomendable realizar algún deporte y de esta manera relajar nuestros músculos y despejar nuestra mente, acompañados de masajes, ejercicios respiratorios y quizás baños con plantas relajantes y una buena alimentación rica en antioxidantes van a ayudar a nuestro cuerpo a regresar a su estado natural. La mejor manera de evitar esta condición es tener siempre bien organizada nuestra agenda diaria y estar preparados para cualquier cambio que pueda ocurrir tanto en nuestra vida laboral como personal, es importante recordar que el mundo va en desarrollo rápidamente y nosotros debemos seguirle el paso para no quedarnos atrás.



0 comentarios:

Publicar un comentario

 
;