22 nov. 2011

TRANSGÉNICOS, PELIGRO VIOLENTO

Por: Kherly Castro Godoy




La soberanía alimentaria involucra:
  • El derecho de los campesinos a producir alimentos y el derecho de los consumidores a poder decidir lo que quieren consumir, y cómo y quién se los produce.
  • El derecho de los países a protegerse de las importaciones agrícolas y alimentarias demasiado baratas.
  • Precios agrícolas ligados a los costos de producción; esto será posible siempre que los países o las uniones de países tengan el derecho de gravar con impuestos las importaciones demasiado baratas.
  •  La participación de los pueblos en la definición de la política agraria.
  • El reconocimiento de los derechos de las campesinas que desempeñan un papel esencial en la producción agrícola y en la alimentación. 


La constitución marca los caminos para los contenidos de la ley.


El artículo 281 es aún más claro al respecto, cuando dice: “la soberanía alimentaria constituye un objetivo estratégico y una obligación del Estado para garantizar que las personas, comunidades, pueblos y nacionalidades alcancen la autosuficiencia de alimentos sanos y culturalmente apropiados de forma permanente”.



Consumo De Transgénicos en América Latina

MONSANTO es una compañía que se dedica a producir semillas genéricamente elaboradas y también es conocido por elaborar un herbicida bajo la marca Roundup. Esta modificación de alimentos a base de productos químicos hace que los demás países lo consuman para "contribuir" a la alimentación mundial, como si el problema del hambre fuese producto de la carencia más no de su mala distribución.

La aparición en el mercado de semillas transgénicas ocasionó grandes expectativas y ventajas a su vez  desde el punto de vista del rendimiento y el ahorro de trabajo En poco menos de 10 años, la superficie mundial sembrada con variedades transgénicas, principalmente soja, maíz, algodón y colza, llegó a 52 millones de hectáreas, concentradas en su mayor parte en Argentina, Canadá y los Estados Unidos.

Como ejemplo podemos citar a Perú. Es imposible saber si estas o no consumiendo alimentos transgenicos, no es porque no exista una norma que obligue a que los productos  tienen que tener una etiqueta que indique sino porque los mismos productores o las mismas empresas se niegan a informar al consumidor si es o no un producto bajo lel efecto delos herbicidas. Los únicos países que tienen leyes de etiquetados, según Elizabeth Bravo, de la Red por una América Latina Libre de Transgénicos (RALLT), son Brasil, Chile y Ecuador, pero tampoco las estarían cumpliendo. A diferencia de otros países, en Cuba no se ha hecho campañas ni se ha informado acerca de como puede afectar el consumo de alimentos transgénicos. Incluso desde ya varios años lo consumen sin saber.

Se exige a todas las empresas y a cada uno de los países que los productos transgénicos que ya estén siendo comercializados sean debidamente identificados para que el consumidor sepa qué está comprando.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
;