9 nov. 2011

La Boda le duró poco


Por Rafaella Poveda

La estrella del reality Keeping up with the Kardashians, Kim Kardashian, contrajo matrimonio con Kris Humphries, el pasado 20 de agosto del presente año. Tuvo una boda de ensueño, como de un cuento de hadas, pero poco le duró el gusto. Aquí no hubo "y fueron felices para siempre".

La actriz y socialité de 31 años, reveló algunas causas de su divorcio en un programa de televisión, en Australia. Cuenta que su decisión de casarse fue apresurada, y se declaró adicta al trabajo. Además que no quería ir a vivir en Minessota, en la ciudad natal de Humphries. Pero existe el rumor de que el jugador de la NBA contrajo matrimonio con ella, solo por interés.

La popular estrella de “reality show”, que tiene más de 9 millones de seguidores en Twitter, pidió el divorcio por “diferencias irreconciliables” con su pareja, con la que tuvo un noviazgo de seis meses antes de que en mayo anunciaran su decisión de pasar por el altar. Kim ya ha dejado de "seguir", a su esposo Kris en Twitter y también se ha quitado su anillo de boda, y al parecer es solo el comienzo del final.

El canal E! se hizo con los derechos de emisión en exclusiva de la famosa boda que se pudo ver el 9 y el 10 de octubre en un programa especial llamado “Kim’s Fairytale Wedding: A Kardashian Event”, que congregó a 4 millones de personas frente a los televisores en EE.UU en ambas jornadas.

Una fuente cercana a la pareja ha declarado que Kim "sabía que no había marcha atrás, la boda se le fue de las manos. Ha cometido un gran error y lo sabe". Mientras tanto el programa “Saturday Night Live” ha arremetido contra la pareja en una imitación en la que tachaban el divorcio como una artimaña más de los Kardashian para seguir en boca de todos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
;