30 dic. 2009

CINEMA: AVATAR

La última película del director canadiense James Cameron aborda temas como la ecología y la guerra

Escrito por: Elías Roldán




(Para leer la nota completa dar click en Leer Más >> )

Cuando una persona va a una sala de cine busca entretenerse un momento contemplando la obra realizada por un equipo experto en el séptimo arte. El escoger una película es una decisión que muchas veces está determinada por factores tales como el gusto personal por cierto género, o incluso la fama de los actores o hasta el mismo director. Como ejemplo de esto último está La Pasión de Cristo, dirigida por Mel Gibson o El Código Da Vinci y su secuela Ángeles y Demonios, protagonizadas por Tom Hanks. Las películas mencionadas tienen ciertos rasgos de misterio y religión, pero aun así, desde el más religioso hasta el ateo escéptico estuvieron presentes en el estreno de estas películas.

¿A qué punto quiero llegar? Tengo que confesar que la comedia es mi género de preferencia. Cuando decidí ver Avatar pensé que era casi imposible llegar a reírme un momento, puesto que el tráiler presentaba escenas de acción en las cuales se involucran dos bandos, los humanos invasores y los nativos extraterrestres, ambos partícipes de una guerra por el planeta Pandora. ¡Pero me gusta equivocarme!

La película narra la historia de Jake Sully, un militar discapacitado quien, mediante procesos de avanzada tecnología, puede controlar un avatar, una representación artificial de los Na’vi, seres humanoides que viven en Pandora. Su misión es estudiar este pueblo y su planeta, además de aprender todo lo que pueda del mismo, en especial, sus debilidades. La información es necesaria para el éxito en la obtención de un mineral que resolvería la crisis energética que tiene el planeta Tierra en el año 2154. Jake llegará a un punto en el que tendrá que decidir si se queda en Pandora o si regresa a la Tierra. El futuro de ambos planetas está en sus manos.

¿Por qué me equivoqué? James Cameron, famoso por dirigir excelentes películas como son Terminator, Alien y Titanic; logró que esta película de ciencia ficción sea del agrado para el público en general, sin distinción de ideología política, religiosa o hasta del gusto por cierto género cinematográfico. El empleo de la tecnología 3D para mostrar el tema de la guerra y cómo esto afecta la vida de las personas y su hábitat; fue algo que valió la pena, esperar quince años para ver esta obra completa en su magnitud.

Y aunque su propósito para la producción de este filme es dar un mensaje en favor de la paz y de la conservación del planeta, Cameron también emplea el humor, el drama la aventura y el amor como el complemento perfecto de esta película.

Sin lugar a dudas Avatar llenará las expectativas de todas las personas que desean ver una producción seria, con temas de actualidad y con propuestas en pro de mejorar al vida humana a futuro en este planeta.


1 comentarios:

kateliru dijo...

Esta increible tu articulo Elias te felicito colega j aj aja .
Es verdad Avatar nos hizo reir, llorar, suspirar y sobre todo tomar conciencia del mal que esta haciendo el hombre sobre su propia tierra.

Publicar un comentario

 
;