9 nov. 2011

Repleción en hospitales públicos

El presidente Correa se disculpó con los pacientes del Hospital Gilbert Pontón por la mala atención. Como mínimo, los pacientes de este hospital deben esperar tres horas antes de acceder a un turno. Esto se debe a la saturación de pacientes tanto en emergencia como en consulta externa en las casas de salud.
Existen barreras económicas, culturales y geográficas que limitan el acceso a los servicios de salud y que afectan especialmente a la población pobre que vive en zonas rurales, indígena en su mayoría. La aplicación de las políticas de reducción del Estado a partir de la década de los 80, determinó una brusca disminución de los recursos del sector social y el de salud. Esto ha seguido negativamente en la calidad de la atención, niveles de cobertura, y funcionamiento de los servicios públicos que no responden adecuadamente a las necesidades sentidas y a la realidad epidemial de la población, especialmente en aquellas zonas más empobrecidas.

Se estima la existencia de 181 médicos por cada 100.000 habitantes; el 92% trabaja en las
ciudades y aproximadamente la mitad en el sector público (49.9%). En cambio, el 81.9% de los enfermeros y el 92.4% de los trabajadores sociales trabaja en el sector público. El país cuenta con 691 establecimientos con internamiento, de los cuales el 72% están en el sector privado. Sin embargo, el 70.7% de la dotación de camas hospitalarias esta en el 28% de establecimientos del sector público. Por cada 100.000 habitantes existen 169 camas.
El Ministerio de Salud mantiene un total de 1374 unidades de atención primaria, entre las que se incluyen los Centros, Subcentros y Puestos de Salud.4. El Seguro Social mantiene 643 unidades 5 propias y 329 ubicadas en el interior de diversas empresas (dispensarios anexos). Las entidades de derecho privado sin fines de lucro administran 188 unidades de atención primaria.

A las 07:00 llega el personal de Estadística y se inicia la separación de turnos. No todos alcanzan, pues solo se entrega un promedio de 10 consultas para cada médico, porque también ellos deben dedicar otras horas para cirugías. En total, hay 87 médicos y 27 residentes, incluidos especialistas. La atención diaria, según las estadísticas del establecimiento médico, es de mil pacientes. Pero cientos se quedan sin cupo, sin salud. Y los que alcanzan se quejan por la falta de medicinas.

Esta realidad se da pese a que desde el pasado 11 de marzo el Teófilo Dávila entró en el decreto 693 que renovaba la emergencia sanitaria en las unidades de salud del país, dictada inicialmente el 11 de enero del 2011 y que involucraba entonces a ocho hospitales.
Pero la emergencia no ha logrado solucionar los problemas de saturación de pacientes o falta de medicinas, entre otros, no solo en el Teófilo Dávila sino en el Delfina Torres de Concha, de Esmeraldas; Verdi Cevallos, de Portoviejo, y otras unidades hospitalarias del país.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
;