4 ene. 2010

RADIO Y TV: CRÍTICA

Feriado + Televisión = Pesadilla Inminente




Escrito por: Ma. Cisne Guamán

Eran las 2:45 pm del 1 de enero del 2010. Para muchas personas este día significa sol, playa y arena; luego de haber pasado una noche llena de diversión junto a amigos y familiares, unidos, festejando el fin de un año y contemplando el comienzo de muchas oportunidades en un nuevo tiempo.

Sin lugar a duda esta situación no fue distinta para mí, porque también decidí unirme a ese primer día de relax total. La única diferencia la marcó el lugar de descanso, convirtiéndose en mi destino una cama, acompañada de un gran amigo: el señor televisor. Ya instalada ociosamente bajo las sábanas, y con el control del mundo en la mano, apreté aquel botón rojo que, de seguro, me daría ese entretenimiento que estaba buscando.

Como era de esperarse, no todos los canales me darían algo realmente bueno para ver, pero sabía que por lo menos dos iban a mantenerme distraída por unas cuantas horas. Lamentablemente, esta situación en cinco minutos se convirtió en un mal sueño para mí, que logró exasperar mi paciencia y hacer que me sintiera realmente arrepentida por haber rechazado una invitación al goce playero, creyendo que aprovecharía mi tiempo de descanso frente al televisor, y miren que equivocada resulte estar.

Lo único que tenía la programación local para ofrecerme eran: un concierto por la paz de hace unos cuantos meses, casi una saga completa de Jean Claude Van Damme, y un montón de programas grabados, sin nombrar a esos especiales de naturaleza, historia y hasta grandes muestras musicales del mismo Pavarotti de 1990, con imágenes en las que no se distinguía el color, con traductores españoles que, con su jerga lingüística, hacían imposible que entendiera los contenidos. En fin, lo que tenía frente a mis ojos era el colmo de una programación básica, es decir, una programación que, por lo menos, estuviese preparada para aquellos televidentes que no tomaron como destino un lugar que no fuese su casa.

Son este tipo de circunstancias las que nos obligan a juzgar pensando, determinando que sufrimos una grave crisis de emisiones que se nota más en feriados y en alguno que otro fin de semana. Si se concentraran en competir entre programaciones locales, dando lo más entretenido o lo mejor que tengan, contemplando los diferentes públicos a los que van a llegar, apuesto que los resultados serían otros y, sobretodo, no nos sentiríamos expuestos a tanta mediocridad televisiva.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Te felicito cisne, no sabia que escribias.
debo reconer que me gusta tu articulo.
coincido contigo al creer que la peor programacion nos la dan en grandes dosis cuando de pasar por feriados se trata!!!!

Publicar un comentario

 
;