30 mar. 2010

NUESTRA SOCIEDAD

COSTUMBRES AMAZÓNICAS

Por: Génesis Lozano



El pasado mes de febrero hubo una exposición en el Museo Municipal de la ciudad de Guayaquil sobre algunas costumbres amazónicas de tribus como los Shuars y Cofanes.

La variedad de creencias fueron el aliciente de esta exposición:

“En la Amazonía tienen un modelo de vida politeísta y las actividades locales son en su mayoría una casería de sobrevivencia.”

Entre estás místicas costumbres encontramos:



REDUCCIÓN DE CABEZAS:



Se parten de dos premisas:

En la primera la cabeza se procesaba sin el hueso, es decir sin el cráneo; para lo cual debía extraerse este sin lesionar la piel que finalmente era la que se procesaba.

La segunda premisa fue que era imposible creer en pleno siglo 20 de la existencia de sustancias mágicas que redujeran una cabeza, por lo tanto el procedimiento tenía que se físico; si los tejidos tienen como componentes un aproximado de minerales en un 30% y agua en un 70%, quiere decir si logramos extraer el agua en esa proporción, lógicamente vamos a obtener una reducción de la masa en ese 70%; quedando como producto final un tejido pétreo de minerales compactado que conservan la forma por la salida homogénea del agua. La dureza del tejido hacía creer a los misioneros que denunciaron esta práctica que las reducciones se hacían incluyendo los huesos del cráneo.

Pero dentro de esta analogía se origina un proceso:

• Decapitan a la persona.
• Hacen una abertura vertical en la parte posterior de la cabeza.
• Sacan el hueso del cráneo.
• La piel de de la cabeza: Rostro, cabello, lo ponen a hervir.
• Agregan hierbas nativas del oriente.
• Dejan hervir durante 7 días.
• Sacan la cabeza reducida solo hasta la mitad.
• Colocan una piedra del río caliente dentro del pellejo ya cocinado, para que no pierda la forma.
• Proceden a colocar paulatinamente arena caliente del río, para que la piel pierda el líquido por completo.
• Finalmente la cabeza queda reducida y se asemeja al tamaño de un puño humano.
• Estás cabeza tienen una relevancia particular en las tribus que las encuentran; cada una es un trofeo.

Muchas de las cabezas reducidas que se expusieron el Museo pertenecían ha extranjeros que murieron dentro de la selva. La tribu Cofán tuvo la mayoría de ellas, las cuales hoy son modelos artesanales.




0 comentarios:

Publicar un comentario

 
;