1 may. 2010

ECOLOGÍA

Un día a lo natural

Por: Grace Cordero

¿Verde, amarillo y rojo? No solo son los colores de las luces de un semáforo, sino también las tonalidades que predominan en decenas de animales y plantas que rodean el hábitat del Parque Histórico de Guayaquil, que en sus 8 hectáreas alberga alrededor de 100 especies entre aves, mamíferos, peces y animales en cautiverio, eso sin contar su variada vegetación.

Caminar por aquel sendero que revela los encantos naturales y maravillarse con la perfecta combinación de colores puros y únicos es lo que tiene para mostrar este parque ecológico, que con sus ideales de salvar vidas silvestres consigue formar parte de las grandes organizaciones que ayudan a rescatar algo que estamos dando por perdido, la naturaleza.

El parque es una atracción completa, sus diversas actividades permiten que los visitantes se vayan satisfechos de haber pasado un día al natural. Teatro, danza, amorfinos, historia; una bella arquitectura y deliciosa comida típica es lo que además de animales y plantas se encuentra en el sitio y llama la atención de todos aquellos que lo visitan.

El parque se divide en tres zonas:

Zona de vida silvestre
Zona urbano arquitectónica
Zona de exposición de tradiciones

Cada una de estas zonas es responsabilidad de un guía, quien con sus amplios conocimientos aclara las dudas o curiosidades de los turistas nacionales o extranjeros, además de ofrecer una interactiva comunicación con ellos.

Como visitante recomiendo que conozcan este bello sitio y se den cuenta que el Ecuador tiene maravillas que debemos cuidar. Y si no les gustan los mosquitos pues les recomiendo llevar repelente. Les aseguro que la experiencia es muy gratificante. Para que se entusiasmen y concurran al parque les dejo el siguiente FotoReportaje de este encanto natural:







0 comentarios:

Publicar un comentario

 
;